El domingo pasado el ministro de Medios y Contenidos Públicos de la Argentina, Hernán Lombardi, anunciaba la salida de Argentina de la sociedad que habían constituido 6 países latinoamericanos para la creación de una televisora que fuera el contrapeso de centro-izquierda a poderosas cadenas como CNN.

A pesar de que hace poco tiempo que asumió la presidencia, ya las políticas y la posición conservadora de Mauricio Macri se comienza a sentir en la región. Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, país que ostenta la mayoría de las acciones de Telesur dijo hoy martes que «no podrán desaparecer Telesur. Si lo prohíben en Argentina, millones de argentinos lo verán por internet, por las redes sociales».

Según lo expresado en un comunicado, para los directivos del canal con sede en Caracas, esta nueva disposición del gobierno argentino es una «arremetida más para censurar la información».

Telesur fue creada en 2005, por iniciativa del presidente Hugo Chávez. Hasta ahora, seis países tenían participación en las acciones de la empresa: Argentina, Venezuela, Nicaragua, Uruguay, Cuba, Bolivia y Ecuador. El Estado Argentino tenía una participación del 16% de las acciones.

No hay comentarios