Para dedicarse al arte es necesaria pasión, entrega y por supuesto, talento. Las recompensas no son siempre bien retribuidas, pero a estas tres mujeres con las que conversamos, lo que les importa es la posibilidad de expresarse y hacer proyectos interesantes.

Hablamos con la cineasta Claudia López, la actriz Robelitza Pérez y la productora Solanyi Gómez para conocer sobre su trayectoria artística y de cómo la han enfrentado desde su condición de mujer.

Solanyi Gómez by Fran Afonso (3)
Solanyi Gómez comenzó su carrera como productora en un festival de teatro. FE.

Cada una llegó al arte por diferentes vías, pero la epifanía sobre lo que querían hacer toda su

vida, les llegó en la niñez. Unas descubren su vocación cuando de niñas toman clases de arte y se dan cuenta de su talento mientras hacen uso de su creatividad para solucionar problemas de la cotidianidad.

¿Cómo se toma la decisión de consagrar la vida al arte?

A veces se piensa que dedicar la vida al arte es como lanzarse al vacío., sobre todo para las mujeres que se nos educa para ser temerosas y medir constantemente las consecuencias de nuestros actos. Algo que no pasa con los hombres que se educan para ser emprendedores y como resultado de esa socialización, son más arrojados.

“Una obra de teatro de un grupo de Cuba que vino al Festival Internacional de Teatro, fue en ese momento que dije “yo quiero hacer eso”, dice Robelitza. Esa determinación se fue afianzando después de tomar clases con Manuel Chapuseaux. Ahí entendió más sobre el teatro y sus grandes posibilidades.

En el caso de Claudia, que se matriculó en la carrera de publicidad por sus inclinaciones artísticas, descubrió en una de sus materias de audiovisules que lo suyo sería el cine. “En el cine comencé trabajando en el departamento de casting, luego me pasé a producción, hasta en locaciones he trabajado, pero siempre veía mi norte en la dirección”.

Claudia López ha representado el país con sus trabajos audiovisuales. FE.
Claudia López ha representado el país con sus trabajos audiovisuales. FE.

Sin embargo, el camino puede ser complicado. Tienen que torear entre la incomprensión del entorno y la falta de apoyo por parte de la familia. “Yo creo que nos pasa a todos los que trabajamos en las audiovisuales, muchas veces nos ven como vagos porque no tenemos un trabajo fijo, sin saber que este trabajo como cualquier otro te exige muchísimo”, expresa Claudia.

A Robelitza sus padres no le prohibieron que siguiera en el teatro, pero le advirtieron que no podía dejar la universidad, ni el trabajo; lo que la obligó a esforzarse el doble y a someterse a extensas jornadas de trabajo.

Claudia, aunque ya está posicionada como cineasta, sigue soportando la falta de comprensión de su familia, que ve su oficio como algo muy informal. “Mi familia siempre me dice que debo buscar un trabajo fijo, que eso de estar trabajando un mes sí y otro no, no se llama trabajo, etc; yo lo que hago es reírme porque al igual que cualquier otro trabajo tienes responsabilidades que debes cumplir cada día”.

Las cosas cuando eres mujer

Si ser artista ya es difícil. ¿Qué pasa cuando además se es mujer? Robelitza entiende que ser mujer en República Dominicana implica hacer el doble de esfuerzo para ganarte el respeto y el nombre. Para ella, definitivamente la sociedad impone una limitante para la mujer artista.

Robelitza Pérez durante una de sus interpretaciones teatrales. FE.
Robelitza Pérez durante una de sus interpretaciones teatrales. FE.

Sin embargo, aunque Solanyi entiende que en el teatro actual no hay diferencias entre sexos, dice que en cine la desigualdad es más evidente. “Donde entiendo que no se destaca la labor de la mujer es en el CINE. “Hay muchas mujeres en la parte creativa y técnica, pero , no se resalta su labor en los medios”.  Su anhelo es que se escriban personajes femeninos diferentes, donde se retraten otras miradas de la mujer; como la mujer heroína, revolucionaria, amante, empresaria.

“Por suerte hay muchas mujeres haciendo un buen trabajo en el cine dominicano, desde la dirección, la producción, el vestuario, el casting y, en un departamento que me ha gustado siempre,  el de cámara, donde también hay mujeres representándonos muy bien”, dice Claudia. Para esta dedicada cineasta, el sexo no determina el éxito de un realizador/a.

Asumir el reto

Sea hombre o mujer, ser artista siempre es un reto. Así lo confirman estas valientes mujeres, pero asumen su oficio con sus amarguras y sus mieles. “Durar de 12 a 16 horas todos los días en un rodaje durante uno o dos meses, es desgastante, pero al final es lo que te gusta, y cuando haces lo que te gusta, no importa nada”, confiesa Claudia.

Conseguir el patrocinio es lo más complicado para Solanyi. La inestabilidad económica también es un aspecto que dificulta la vida de los creadores. “Lo más difícil ha sido la remuneración económica. Amo el teatro con locura, pero muchas veces una se pasa un año, siete meses en un proceso teatral. Al final solo queda la satisfacción personal y artística, pero no la económica”, reconoce Robelitza, quien está consciente de que hay las cuentas deben ser pagadas y la despensa hay que llenarla.

Para la cineasta Claudia López, lo más duro del cine son las sacrificadas y largas horas de filmación. FE.
Para la cineasta Claudia López, lo más duro del cine son las sacrificadas y largas horas de filmación. FE.

A pesar de los obstáculos y las precariedades con las que a veces tienen que sortear su quehacer, siguen luchando con pasión por las oportunidades de seguir creando. “En el 2011 dirigí mi primer cortometraje, IGUALES, que me ha llenado de mucha satisfacción, ya que fue ganador en diferentes festivales locales y se ha proyectado en festivales de España, Cuba y New York (…) Actualmente estoy trabajando en dos cortometrajes y trabajo en conjunto con otros directores en un proyecto de un largometraje que se estará rodando en el 2018”, nos cuenta orgullosamente Claudia.

Llenas de proyectos y planes, confían en que las mujeres jóvenes todavía tienen mucho que aportar al cine y el teatro. “Puedo hablar por mi generación, donde muchas mujeres son las que producen, las que actúan, y donde actualmente y cada vez con mayor fuerza, están surgiendo las que dirigen y las que escriben”, afirma Robelitza quien además del teatro comienza una carrera en el cine local.

Estas tres jóvenes mujeres representan muchas otras artistas que luchan por un espacio en la escena dominicana. Con nuevos códigos e historias actuales, de seguro continuarán ofreciendo una mirada femenina desde sus distintos lugares. De este lado, seguiremos su obra, que sin duda, seguirá creciendo.

Teresa

  • Bio
  • Latest Posts

About

Capitaleña de nacimiento y oriental por elección, Teresa Guerrero (Santo Domingo) desde pequeña sintió una gran fascinación por el arte, incursionando en distintas ramas. Al momento de elegir carrera, un torbellino de ideas le hizo decidirse por una que en su momento le pareció práctica y prometedora: Licenciada en Mercadotecnia. Cursando materias de investigación descubrió una nueva pasión. Al graduarse comenzó a trabajar en el Departamento de Investigaciones de la Oficina Nacional de Estadística. Junto con la investigación, continúa de afición por el arte, lo que la lleva viajar a Buenos Aires para realizar una Maestría en Comunicación y Cultura. Actualmente es editora de Ciguapa La Guía y Directora de Comercial de Ciguapa Media.
Compartir
Artículo anteriorA mí no me digan «Feliz Día de la Mujer»
Artículo siguienteAir Caraïbes anuncia vuelos diarios a PARIS
Capitaleña de nacimiento y oriental por elección, Teresa Guerrero (Santo Domingo) desde pequeña sintió una gran fascinación por el arte, incursionando en distintas ramas. Al momento de elegir carrera, un torbellino de ideas le hizo decidirse por una que en su momento le pareció práctica y prometedora: Licenciada en Mercadotecnia. Cursando materias de investigación descubrió una nueva pasión. Al graduarse comenzó a trabajar en el Departamento de Investigaciones de la Oficina Nacional de Estadística. Junto con la investigación, continúa de afición por el arte, lo que la lleva viajar a Buenos Aires para realizar una Maestría en Comunicación y Cultura. Actualmente es editora de Ciguapa La Guía y Directora de Comercial de Ciguapa Media.

¿Ya dejaste tu respuesta?