Hoy es una voz que representa algunas de las más importantes marcas del mercado, pero este joven macorisano comenzó su carrera en los medios repartiendo discos compactos en una pasola.

Desde su natal San Pedro de Macorís, en el barrio Toconal, comenzaron las inquietudes de Dan Williams por el mundo de la radiofonía. A pesar de que en su adolescencia su sueño era ser jugador de béisbol, una lesión le hizo abandonar el deporte profesionalmente, eso le llevó a dedicar su tiempo a otras actividades. Así es como comienza a trabajar en la publicitaria de un primo. Cuando dice que comenzó desde abajo en el medio, no exageraba: “Yo comencé con él, llevando CD’s en una pasola”, confiesa Dan.

Gracias a su habilidad aprendió rápidamente a mezclar sonido. De esta manera, pudo superar las labores de mensajero y trabajar dentro del estudio. “Al poco tiempo comencé a grabar comerciales”, aquí comenzó a motivarse más porque conseguía dinero haciendo algo que le gustaba. Como todo joven inteligente, decidió que si quería dedicarse a la locución debía prepararse. Tomó sus primeras clases en San Pedro de Macorís, sin embargo, entendió que si quería ser muy bueno tenía que estudiar donde lo hicieron los mejores, así que se matricula en la Escuela Nacional de Locución.

Dan Williams desempeñándose como maestro de ceremonia. FE.

En su pueblo fue camarógrafo, tramoya y fotógrafo, además de locutor. “Todo lo que hay que hacer para avanzar en los medios”, dice con la certeza de que cada labor te lleva a un punto diferente. Estando en San Pedro de Macorís, se sentía capacitado para continuar avanzando y se muda a Santo Domingo a estudiar informática. Al empezar a abrirse camino, se dio cuenta que en la capital las cosas eran diferentes.

Este cambio ha sido lo más difícil para él en el ambiente profesional. “Tu romper con lo que tu aprendiste…la locución que se hace en los pueblos es muy diferente a la que se hace en el Este”, reconoce.

La radio AM le dio la primera oportunidad. Grabando comerciales para una emisora de música tropical cristiana inicia su carrera en la radio capitalina. Pero su vida dio un giro cuando en el 2008 comenzó a trabajar en la emisora La Roca. “Yo no contaba con todas las herramientas que se necesitaban para el tipo de mezcla que se hacía en esa emisora, pero vieron mis ganas”, reconoce el profesional del micrófono, quien también está convencido que lo más importante para desarrollarse en la carrera ha sido su deseo de trascender. “La gente lo que ve es tu disposición y tu hambre”, agrega.

Un emprendedor

En 2011 emprende su propio proyecto Quemando Neuronas Estudios, una pequeña publicitaria que según nos cuenta tenía un estudio muy bonito, al que acudieron varios candidatos a la presidencia. Allí también se grababa música, hacían sesiones fotográficas y producciones de video.

Le fascina emprender y desarrollar ideas de negocio que le parecen atractivas. Por eso algunos de sus planes futuros vinculan sus pasiones empresariales con su carrera en los medios de comunicación.

Voz de marcas

Muchas veces hemos escuchado su voz, pues ella está presente en los más importantes medios de comunicación de nuestro país. Ha prestado su talento para Color Visión, Pura Vida y Fidelity. Pero también es voz de comerciales de Claro y Crisol, entre otras maracas.

Ama todas las facetas de la comunicación en las que se desempeña y por eso le pone pasión y empeño a cada trabajo que hace. “Cuando estoy animando radio, que nadie me hable de otra cosa”, definitivamente, lo que más disfruta es animar música tropical. Pero también animar tarimas de conciertos y festivales son roles que le producen mucha satisfacción.

Después de mucho crecimiento, afirma que el mayor aprendizaje ha sido la perseverancia y auto valorar su trabajo. Aboga por que los locutores no regalen su trabajo, aunque estén comenzando en la profesión. Confía y nosotros (acreditamos también) que su tezón y entusiasmo le seguirá abriendo caminos en la comunicación, como talento y emprendedor.

Teresa

  • Bio
  • Latest Posts

About

Capitaleña de nacimiento y oriental por elección, Teresa Guerrero (Santo Domingo) desde pequeña sintió una gran fascinación por el arte, incursionando en distintas ramas. Al momento de elegir carrera, un torbellino de ideas le hizo decidirse por una que en su momento le pareció práctica y prometedora: Licenciada en Mercadotecnia. Cursando materias de investigación descubrió una nueva pasión. Al graduarse comenzó a trabajar en el Departamento de Investigaciones de la Oficina Nacional de Estadística. Junto con la investigación, continúa de afición por el arte, lo que la lleva viajar a Buenos Aires para realizar una Maestría en Comunicación y Cultura. Actualmente es editora de Ciguapa La Guía y Directora de Comercial de Ciguapa Media.
Compartir
Artículo anteriorInvitacional de Golf Punta Blanca cambia de fecha
Artículo siguienteSelena Gómez trabajando con Woody Allen
Capitaleña de nacimiento y oriental por elección, Teresa Guerrero (Santo Domingo) desde pequeña sintió una gran fascinación por el arte, incursionando en distintas ramas. Al momento de elegir carrera, un torbellino de ideas le hizo decidirse por una que en su momento le pareció práctica y prometedora: Licenciada en Mercadotecnia. Cursando materias de investigación descubrió una nueva pasión. Al graduarse comenzó a trabajar en el Departamento de Investigaciones de la Oficina Nacional de Estadística. Junto con la investigación, continúa de afición por el arte, lo que la lleva viajar a Buenos Aires para realizar una Maestría en Comunicación y Cultura. Actualmente es editora de Ciguapa La Guía y Directora de Comercial de Ciguapa Media.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments