Use your ← → (arrow) keys to browse

Sin dudas, una de nuestras heroínas modernas es Florinda Soriano, conocida como Mamá Tingó, una valiente campesina que a partir de los años setenta se convirtió en el símbolo de lucha por la tierra.

Como miembra de la Federación de Ligas Agrarias Cristianas, Florinda encabezó en Yamasá la defensa de los derechos del campesinado. Su batalla le costó la vida en 1974, cuando fue asesinada por un capataz al servicio del terrateniente Pablo Díaz. Sin embargo, su ejemplo significa referente de mujer caribeña valerosa. Es precisamente a ese legado al que se le rinde homenaje con Mamá Tingó, El Musical.

El director y productor Antonio Melenciano es el responsable de llevar el espectáculo al Palacio de Bellas Artes. Para el prolífico artista, este proyecto tiene un significado especial.  “Cuando yo veía a Mamá Tingó, yo veía a mi mamá”, dice. Con esta obra para la cual ha escrito la dramaturgia y cada una de las canciones interpretadas, rinde homenaje a Mamá Tingó, a su propia madre y a tantas otras mujeres dominicanas. Asimismo, nos comenta que en Florinda admira el empeño de buscar mejoría para su familia y la comunidad.

El romance, el activismos social y las tradiciones campesinas, son algunos de los elementos de Mamá Tingó, El Musical. FE

De igual forma, se trata también de una reivindicación a la mujer afro luchadora. Esa que en muchas ocasiones se insiviliza pero que es heroína anónima y cotidiana. “Yo desde muy temprana edad he asumido mi identidad de una manera muy clara”, se refiere Melenciano sobre la incorporación de un discurso caribeño donde también abraza la negritud como uno de sus ejes fundamentales.

La puesta en escena

Durante el musical se recrea toda la vida de Mamá Tingo con diferentes matices que harán que el público viva y disfrute de una variedad de emociones. “La gente va a ver una propuesta en la que no nos vamos a ir solo directamente a lo subversivo. Vamos a ver el carácter de una mujer aguerrida, pero también de una mujer muy humana. Es un espectáculo nos solo para que lloren, sino también para que se diviertan”, explica Melenciano.

Música, baile, sabor caribeño y drama, serán los ingredientes de esta puesta en escena. Para el equipo que participa en el montaje de esta obra original, fue sumamente importante detenerse en los detalles que procuraran calidad, a los fines de estampar el decoro que merece la historia. “Queríamos hacer algo digno”, recalca Melenciano. Hace cerca de siete años, la idea llegó a su mente. Pero aun no era el momento de realizarla. Así que el concepto siguió tomando forma en su mente y comenzó las tareas de investigación.

Antonio Melenciano, actor, director y productor teatral. FE.

Hacer una puesta en escena original también conlleva sus dificultadas. “Para este musical tuvimos que hacer una maqueta, porque no tenemos referencia de nada”. Fue necesario crearlo todo, incluyendo la música, la escenografía y el vestuario

El elenco está formado por más de treinta apasionados artistas de distintas generaciones. “No me equivoqué en el cast, elegimos el elenco idóneo”, menciona Melenciano destacando el interés de los actores por investigar sobre todo lo vinculado a la historia. Como parte de las labores de investigación, han realizado viajes a Yamasá para tener una idea del entorno en el cual vivió Florinda Soriano. Igualmente han trabajado el acento y la forma de expresarse de las personas de ese municipio de la provincia Monte Plata.

El director recalca que se siente muy cómodo trabajando con el grupo que ha conformado: “Para mí es muy importante trabajar con personas que tengan mi misma energía”. Dentro del elenco se encuentran figuras como Lidia Ariza, quien personifica a Mamá Tingó. Ella nos comenta lo feliz que se siente de celebrar sus 45 años el teatro con este gran rol.

La joven comunicadora Esther Tejeda es Altagracia, una de las compañeras de la protagonista de la historia. Dibuja una enorme sonrisa al habla de su participación en el musical. “Para mí, este personaje es un regalo”, dice.

Como parte de las investigaciones para las interpretaciones, el elenco de Mamá Tingó, El Musical realizó visitas a las comunidades de Yamasá, Monte Plata. FE

La soprano Pura Tyson y el bailarín Jackson Delgado son otras de las figuras de larga trayectoria que participan en este proyecto. Junto a ellos, otros cantantes, bailarines y actores se unen para brindar magia, música e identidad al público que asista 23, 24 y 25 de noviembre a la Sala Máximo Avilés Blonda del Palacio de Bellas Artes a las 8:30 de la noche.

Montar un musical no es un proyecto sencillo, y Melenciano se dirigido por el difícil pero fascinante camino de elaborarlo como un artesano que de la madera en bruto crea su propia escultura, una que promete hacernos sentir orgullosos de nuestra historia y de la gente de esta tierra que es capaz de amar y luchar por lo que considera justo.

Ficha técnica

Dirección, producción y dramaturgia: Antonio Melenciano

Productora ejecutiva: Dennis Melenciano

Asistente de dirección: Soribel Medina

Luces: Ernesto López

Regiduría: Bill Gil

Producción: Cristino Martínez (JC)

Coreografía: Yesseleny Marte

Ensamble vocal: Henry Cordero

Coaching vocal: Pura Tyson

Use your ← → (arrow) keys to browse

No hay comentarios

Dejar respuesta