Use your ← → (arrow) keys to browse

Los 45 años que tiene María Castillo dedicada a la actuación, no han atenuado su pasión por esta carrera y la energía que dedica a cada proyecto. Con su compañía Teatro Mandrágora, presentará en la Sala Ravelo “Buenas noches mamá”, una obra original de la estadounidense Marsha Norman.

Para este montaje, a estrenarse el jueves 10 de mayo, María asume los roles de productora y directora, además de ponerse en la piel de Thelma, “la madre”. Ella describe la propuesta teatral como un drama fuerte donde se abordan la epilepsia y la depresión, enfermedades que aún en nuestros días, pesa sobre ellas la ignorancia y la estigmatización.

“La mayoría de las personas que padecen epilepsia, la padecen calladamente. Algunos medicamentos de esta enfermedad dañan órganos y causan depresión”, nos comenta, a manera de explicar la angustia que lleva a “la hija” hacia la decisión de suicidarse. “Una mujer que decide terminar su vida y opina que su vida es propia”, continúa.

María Castillo es nuestra portada de la edición 1 de mayo 2018 de Ciguapa La Guía.

Para la veterana de las tablas, el teatro es un excelente espacio para ventilar los problemas difíciles, aquellos aspectos de la vida de los que no nos gusta hablar. “Esto es una obra que me gustaría que vieran jóvenes con sus padres para que tratemos ese tema tabú del suicidio”, dice.

‘nigth Mother (título original) desde su estreno en 1983 Massachusetts causó impacto, un éxito que le llevó a Broadway (NY). Por esta obra, su autora recibió el prestigioso premio Pulitzer en 1984.

Un montaje actual

La puesta en escena promete ser muy propia de María. “Mi montaje es para el día de hoy y para hacer una catarsis de todas estas pasiones humanas con las que cargamos todos y que cada uno la drena a su manera”, relata. Comparte escenario con Judith Rodríguez, a quien eligió porque buscaba una actriz con la cual pudiera generar ese sentimiento filial, necesario para las emociones que requiere la obra.

Están trabajando en el montaje desde el verano del pasado 2017. La han trabajado por temporadas y la han dejado “reposar”, por semanas y a veces por un mes. “Como cuando una está haciendo un pan, la levadura hace que crezca y luego la tomamos”, afirma con esa convicción de cuando se tiene el resultado esperado.

“El teatro para mi tiene un efecto sanador indiscutible. Cuando hago este tipo de obra lo hago para sanarme a mí misma, para aceptar algunas cosas y ver más claro. Este es un teatro más visceral, que hago desde mis entrañas”, revela.

Judith Rodríguez y María Castillo durante encuentro con la prensa, en el marco de la promoción de la obra “Buenas noches mamá”. FE

Uno de los aportes que hace Castillo con esta puesta en escena, es ofrecer un estilo de que poco vemos en las tablas del país. “El género naturalista no abunda en el teatro dominicano”, afirma la también maestra de generaciones y tres veces directora de la Escuela Nacional de Arte Dramático.

Teatro Mandrágora

A través de Teatro Mandrágora, María procura realizar producciones que tengan como característica principal la calidad de las obras y los actores que participan. Dentro de últimas piezas que ha producido, está “La residencia”, escrita por Haffe Serulle para ella, a propósito de los 40 años de María en el teatro. Aquí, acompañada por Stuart Ortiz y Yaniris Báez, presentó un mundo onírico tomando por escenario los espacios de la Galería de Bellas Artes.

El año pasado, Mandrágora nos regaló el melodrama “Banco de parque”. En esta obra, compartió escena con el destacado actor Manuel Chapuseaux.

María también presta su talento y conocimientos para dirigir espectáculos de otros productores.

Use your ← → (arrow) keys to browse

No hay comentarios

Dejar respuesta