Los actores y directores teatrales, Orestes Amador e Isabel Spencer, se reúnen una vez más para para subir a las tablas y presentar la pieza teatral “La otra orilla”, una producción del Teatro Guloya, Orestiada Teatro y el Colectivo Maleducadas.

El actor y también bailarín contemporáneo comenta que, “La otra orilla” es un texto de un amigo cubano (Ulises Cala Roger) que le había escrito un monólogo en Cuba. “En este caso esta obra  que contiene un texto muy poético trata un poco el tema de la inmigración”, explica.

Amador señala que han tomado la obra para abarcar no sólo  la migración de un país a otro, sino la que realiza cada persona al verse absorbido por sus problemas. “Esta obra es un imaginario muy interesante, que muestra las intenciones del ser humano que siempre espera algo”.

Isabel Spencer, actriz. Foto: Aurismil Matías/Ciguapa.net

El cubano, con más de 23 años en el país, señala que hay personas que entran a una religión o otra cosa, en busca de algo que  resuelva sus problemas, pero cada día las personas se abruman y asfixian un poco más con esas dificultades. “Esta pieza  es una purificación de dos personajes que están delante de un supuesto río, donde esperan un barquero que les va a resolver sus problemas, al ayudarlos a cruzar al otra lado”, expresa.

Amador expresa que algo que le motivó a realizar este montaje es la necesidad que tienen las personas de escapar de su país y de sus problemas. “La condición de nosotros, los isleños es muy difícil y complicado, porque no vivimos como un continente, donde hay fronteras que tú la cruzas fácilmente, cada vez que damos tres pasos nos encontramos con el mar, nosotros siempre estamos en el litoral”.

Explica que esta es la razón por la cual esos personajes llegan a ese litoral, a ver si más allá pueden encontrar la posibilidad de resolver sus problemas.

De su lado, la también bailarina contemporánea Isabel Spencer explica que han trabajado el texto de una forma  lúdica. “Es un texto dramático, pero también tiene una fluidez y unos momentos de espontaneidad que están muy cercano a la cotidianidad de los seres humanos,  a la monotonía, a lo que se vive”.

Yulissa Álvarez entrevista a los actores Isabel Spencer y Orestes Amador. Foto: Aurismil Matías/Ciguapa.net

Spencer señala que  que esos dos personajes se desarrollan en diferentes estados en base a ellos mismo. “Ese sitio donde llegaron buscando algo que no saben lo que es, esperando una persona que no saben si va a llegar o los ayudara a cruzar al otro lado del río, pero que están decididos a esperar porque se quieren ir, es un poco el absurdo de lo que vive el ser humano con relación al tipo de migración que comentaba Orestes”.

La actriz destaca la motivación que le da realizar este trabajo con Amador, porque tenían mucho tiempo sin realizar alguna propuesta juntos.  Resalta la conexión que existe entre ambos en escena y todas las experiencias que tienen en común.

La pieza que contiene un texto poético se cruza con música de Hector Lavoe, Fito Paéz y canciones de Carlos Valera y los Beatles. Cuenta con una  estructura musical que forma parte de la historia caribeña. La obra se estará presentando los fines de semana de abril en el Teatro Guloya.  

No hay comentarios

Dejar respuesta