Use your ← → (arrow) keys to browse

Cuando Vicente Santos decidió abandonar el país hace seis años, ya era uno de los actores jóvenes más destacados. La inquietud de seguir desarrollándose profesionalmente, le llevó a radicarse en la ciudad de Buenos Aires.

A pesar de vivir en Sudamérica, al actor Vicente Santos sigue viajando a República Dominicana para trabajar en cine y teatro. En la cinematografía local ha trabajado en “Código 666”, “Viajeros” y “Del color de la noche”.

El más reciente viaje fue para el estreno y promoción la película “Cocote”. En el filme de Nelson de Los Santos, es Alberto, el personaje principal. Un jardinero que trabaja en una mansión, que además es evangélico y un día es llamado por su familia para informarle que su padre fue asesinado cortándole el cuello (cogote).

“Lo llevan como engañado, porque el sale de su pueblo huyéndole a todo este catolicismo de nosotros, mezclado con los misterios. Con todo esto tiene que rememorar su pasado y se da cuenta que no es lo que él creía”, así nos relata Vicente un poco del interior de su personaje.

Vicente Santos en una escena de “Cocote”. FE

También se trata de su primer protagónico en cine, un rol en el que ha tenido que compartir escena con grandes compañeros de la actuación y con actores naturales, oriundos de las comunidades rurales donde filmaron las escenas. Nos confiesa que realizar este papel, en un entorno inusual, le representó mayor esfuerzo. “Ellos están haciendo de ellos mismos (refiriéndose a las personas de la comunidad) y uno como actor está tratando de ser ellos”. Relata que realizó mucho trabajo de campo, investigando para realizar una interpretación que se viera lo más natural en escena.

A pesar de la larga trayectoria de Vicente, el Alberto de Cocote representa una experiencia muy significativa. “Para mí fue un regalo este personaje, por el arco que desarrolla. Comienza como muy pasivo y luego va creciendo a través de la película. Esa contención es más difícil de llevar. ¿Cómo transmitir todo lo que sientes con la mirada? Por las restricciones religiosas, su personaje tenía que ser contenido”.

Es un personaje que se mantiene en un conflicto interno que trasciende hasta los más profundo de su espiritualidad. “Yo como actor me compadezco del personaje”, dice. Alberto, el rol que interpreta, está en medio de su religión protestante y su familia que cree en lo que pudiera llamarse vudú dominicano.

Las energías en el set

“Cocote” tenía un guión, sin embargo, al momento de filmar se determinó que no se detendrían las emociones. Algunas escenas se rodaron en momentos de rituales reales, en medio de gente que su cuerpo entraba en un estadío que dentro de la religión popular se entiende como posesión de cuerpo.

“Algunos de los actores entraron en posesión. ¿Cómo uno no se va a montar habiendo llantos, sudor, tambores?.. Hay partes que no están en la película pero sí pasaron cosas. Se fue de control, porque cuando esos tambores suenan, cada quien que va a esa comunidad y se contamina cada quien regresa un muerto, sus dolores, de verdad. Ahí es que viene lo documental del material” relata.

Trabajar en casa

Cuando Vicente emigró del país, lo que predominaba en el cine hecho en RD eran la comedias comerciales. Ahora, nota que se están haciendo cosas interesantes y está feliz de ser parte de esa evolución.

Dentro de sus planes está regresar a República Dominicana a aportar con su talento y conocimientos adquiridos en Argentina, donde se graduó de actor y director para teatro, cine y televisión. En el país sudamericano también ha trabajado en  teatro, cine, televisión y publicidad.

Los próximos proyectos donde le veremos en pantalla son “Mal paso” y “La Barbería”.

Use your ← → (arrow) keys to browse
Compartir
Artículo anteriorMartha Heredia será libre
Artículo siguienteReconociendo a los que hacen nuestro folclor
Capitaleña de nacimiento y oriental por elección, Teresa Guerrero (Santo Domingo) desde pequeña sintió una gran fascinación por el arte, incursionando en distintas ramas. Al momento de elegir carrera, un torbellino de ideas le hizo decidirse por una que en su momento le pareció práctica y prometedora: Licenciada en Mercadotecnia. Cursando materias de investigación descubrió una nueva pasión. Al graduarse comenzó a trabajar en el Departamento de Investigaciones de la Oficina Nacional de Estadística. Junto con la investigación, continúa de afición por el arte, lo que la lleva viajar a Buenos Aires para realizar una Maestría en Comunicación y Cultura. Actualmente es editora de Ciguapa La Guía y Directora de Comercial de Ciguapa Media.

No hay comentarios

Dejar respuesta