Use your ← → (arrow) keys to browse

In The Heigths, La Canción, Godspell, son algunas de las obras musicales en las cuales ha participado el actor dominicano Rafael Beato. A pesar de contar con solo 25 años, ya tiene un currículo apreciable. Actualmente vive en Nueva York, ciudad a la que se mudó para estudiar en The Lee Strasberg Theatre and Film Institute.

Relata que desde niño sintió el llamado del arte. Sin embargo, el proceso de abrirse camino en el teatro musical no ha sido nada fácil. Abandonar Santo Domingo ha sido lo más doloroso. “A veces me persigue una voz que me dice “Dejaste a tu mami y papi” esa me ha dado un chin’ de trabajo bajarle el volumen y más cuando vuelvo a visitar”, confiesa.

Rafael se desempeña con alegría tanto en el teatro musical como en el cine. Pero el oficio de actor le demanda también una vigilancia constante de su carácter. “Querer ser actor y vivir de ello, requiere de la habilidad de poder despojarse de quien tu “crees” que eres, darle al ego el chance de no dominar tu vida y estar abierto aprender de otras culturas, formas de pensar y cuando uno viene de mi islita querida a este monstruo que es New York el choque no es nada fácil”, explica y aunque ha sido complicado, con satisfacción dice que “con un “chin” de humildad que mami me enseño lo estoy logrando”.

Dentro de los logros en su carrera, se destacan los premios ACE como Mejor Actor en obra musical y HOLA como Mejor Actor. Estos reconocimientos han aportado prestigio y visibilidad a su carrera que no solo se circunscribe al teatro, sino que también trabaja en el cine y la televisión.

Logrando sueños en el teatro musical

Cuando tenía cerca de cuatro años, participó en una obra escolar basada en la historia de Blanca Nieves. Hacía de Dormilón (uno de los enanitos) y aunque solo tenía una sola línea, afirma que desde ese momento percibió que su vida se enrumbaría en ese camino, un apasionante viaje que le llevaría hacia el teatro musical. Esta área del arte es realmente demandante y no siempre muy agradecida con los artistas.

A pesar de lo exigente del teatro musical, Beato asume los retos inspirado en las posibilidades de expresión que le ofrece. Aquí, el lenguaje va más allá de lo corporal. “En este ecosistema el siguiente paso es cantar y bailar para ser lo más especifico posible y que el mensaje llegue al corazón de una manera que impacte al que está sentado en el público”.

Antes de su partida a Nueva York, Beato tuvo la oportunidad de trabajar en musicales en República Dominicana, lo que le permite apreciar las diferencias entre un ambiente y otro. Igualmente, a partir de la experiencia puede identificar algunos aspectos que necesitarían las producciones locales para elevar su nivel.  “Partiendo de la experiencia que tuve que quiero especificar que fueron tres musicales antes de venir a NY y sin querer quitar el esfuerzo que se pone en las producciones, lo que más puedo enfatizar es en la preparación. Los días, meses años que se invierten solo tomando clases de actuacion, canto baile para ir a “una sola” audición de Hamilton por ejemplo son cruciales. El standard es tan alto que algo menos de ahí se nota en la fila”.

Por supuesto, no ignora que la inversión de recursos es crucial para que el producto llevado a escena sea óptimo. “…no menos importante el apoyo económico, para poder hacer producciones de calidad y no solo eso también pagar de una manera justa a los actores”.

Esto solo comienza

Ante la posibilidad de trabajar de nuevo en República Dominicana, se encuentra abierto a propuestas, tanto en teatro como en cine y televisión pantalla.

El futuro lo ve lleno de posibilidades: “Sé específicamente que quiero y como lo quiero, pero en mi experiencia viviendo en New York he optado por no tener expectativas finitas. Y ser lo más flexible que pueda y con eso he encontrado muchas sorpresas, muy gratas”.

Como todo apasionado por su oficio, lo que mas desea es trabajar constantemente. “Digo esto porque increíblemente hasta Meryl Streep dijo en una entrevista “yo con mi carrera y premios todavía he tenido miedo que el teléfono no suene”.

Use your ← → (arrow) keys to browse
Compartir
Artículo anteriorWason Brazobán dispuesto a grabar merengue
Artículo siguienteUNICDA realiza acto de bienvenida a estudiantes de nuevo ingreso
Capitaleña de nacimiento y oriental por elección, Teresa Guerrero (Santo Domingo) desde pequeña sintió una gran fascinación por el arte, incursionando en distintas ramas. Al momento de elegir carrera, un torbellino de ideas le hizo decidirse por una que en su momento le pareció práctica y prometedora: Licenciada en Mercadotecnia. Cursando materias de investigación descubrió una nueva pasión. Al graduarse comenzó a trabajar en el Departamento de Investigaciones de la Oficina Nacional de Estadística. Junto con la investigación, continúa de afición por el arte, lo que la lleva viajar a Buenos Aires para realizar una Maestría en Comunicación y Cultura. Actualmente es editora de Ciguapa La Guía y Directora de Comercial de Ciguapa Media.

No hay comentarios

Dejar respuesta