El sueño de María Montez se hizo realidad. Hoy la recordamos más de cien años después de que Barahona, “la Perla del Sur”, viera nacer a su joya más valiosa la noche del 6 de junio de 1912. Ella tenía un anhelo y cristalizó sus ansias de gloria en un verso: “Quisiera tocar el firmamento para convertirme en una estrella lejana, pero fulgurante y bella, así todos me recordarán por lo que una vez llegué a ser”.

Y así está su imagen plasmada en las mentes de sus compatriotas y en las de aquellos que tuvieron la dicha de conocerle “exuberante, magnífica… imposible de olvidar”, como la describiría en su libro Margarita Vincens de Morales.

Sus biógrafos nacionales Pablo Clase hijo y Vincens de Morales coinciden en que la también conocida como “Sirena del Atlántico” era una mujer de firmes convicciones. Clase opinó en su libro “María Montez, mujer y estrella” que la actriz fue una chica segura de sí misma desde su niñez y que durante los primeros años de su vida mostró un rasgo esencial: creer seriamente en sus sueños e ilusiones, “a pesar de las difíciles circunstancias a su alrededor”.

Port Maria Montez.inddDecidida
La mujer a la que le atribuyeron el título de la Reina del Technicolor por su piel “ligeramente dorada” que armonizaba con esa técnica fue capaz de dejar atrás al banquero irlandés William McFeeters, con quien tenía 7 años de casada, para ir detrás de un sueño.

Ella misma reconoció ante McFeeters que su viaje a Nueva York era un reto, pero se marchó convencida de que podría calar con su talento. A su llegada trazó todo un plan que consistía en darse cita en los clubes más renombrados del momento como: El “Stork Club”. “Copacabana” y el “Lousiana Purchase”, con el fin de ser vista por los medios o algún productor de cine.

Vincens de Morales explica en su libro que en esa etapa de la vida de Montez las comodidades no eran prioritarias y la estrella dormía en un colchón de una pequeña habitación.

A pesar de que “Lo fundamental en ella era la espectacularidad”, explica la biógrafa de la actriz, cuyo primer trabajo fue posar para una revista por la suma de 50 dólares, María Montez tuvo desde niña una pasión marcada por el cine, leía muchos libros y le gustaba escribir, de hecho escribió tres libros: “Forever Is A Long Time”, “Hollywood Wolves I Have Tamed” y su libro inédito “Reunion In Lilith”.

Faceta
Montez fue autora de poesías. Su poema “Crepúsculo” ganó el premio de la Asociación The Manuscriters y más tarde escribió las canciones “Doliente y Midnight Memories”.

María escribía en inglés:

A wild flower I have plucked from the beach

Fades on my hands as all beauty must;

So my love, in your tree-strong arms,

I feel you fading for all your trust.

Trust rather wind and strong-willed tide

That my self-sating desire for you,

O love, who comes like a dream to hide

Where dreams disolve in the morning dew.

Sus biógrafos coinciden en que María África Gracia Vidal (nombre real), gozaba de una vida íntima y familiar que distaba mucho de la que públicamente sostenía la estrella.

Montez murió a los 39 años de edad, el 7 de septiembre de 1951, debido un ataque al corazón y fue encontrada ahogada en la bañera.

RECONOCIMIENTOS A SU TRAYECTORIA ARTÍSTICA

Condecoración. En 1943 la actriz recibió la Orden de Juan Pablo Duarte en el Grado de Oficial y la Orden de Trujillo en el mismo grado, por el dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Distinción. En 1944 fue promocionada como Embajadora de Buena Voluntad de los países latinoamericanos ante los Estados Unidos dentro de la denominada política del buen vecino.

Calle. Poco después de su muerte, una calle en Barahona, lugar de nacimiento de Montez, fue nombrado por ella. Libro. Los autores Terenci Moix y Antonio Pérez Arnay escribieron el libro“Maria Montez. La reina del Tecnicolor”, donde relatan su vida y su filmografía.

CERTV. Los estudios de Radio Televisión Dominicana llevan su nombre.

Cine. El director de cine underground Jack Smith hizo elaborados homenajes a las películas de Montez en sus películas, incluyendo “Flaming Creatures”.

Aeropuerto. En 1996, el presidente Joaquín Balaguer inauguró el Aeropuerto Internacional María Montez.

Estrella. En 1998 ponen una estrella de bronce en el Bulevar de las Estrellas de Santo Domingo. 2012. le dan su nombre a una estación de la Línea 2 del Metro de Santo Domingo. En marzo el Casandra 2012 la recordó.

No hay comentarios

Dejar respuesta